VITAMINA A

¿QUÉ ES?

La vitamina A, es también llamada: 

  • retinol o antixeroftálmica.

Es una vitamina liposoluble (es decir que es soluble en cuerpos grasos, aceites y no se puede liberar en la orina).

Se requiere en varios procesos biológicos, tales como:

  • La visión.
  • El desarrollo del sistema inmunitario.
  • La formación y mantenimiento de las células epiteliales (de la piel y las mucosas).
  • El desarrollo embrionario y el crecimiento.

Se conoce como "retinol", ya que genera pigmentos necesarios para el funcionamiento de la retina.​ 

El β-caroteno, tiene propiedades antioxidantes y ayuda a eliminar radicales libres preveniendo el envejecimiento celular, y además es un precursor de la vitamina A.

¿EN QUÉ NOS BENEFICIA?

Tiene un papel importante sobre todo en el desarrollo de una buena visión, sobre todo ante la luz tenue.

También se requiere para la reproducción y la lactancia.

¿QUÉ OCURRE SI TENEMOS CARENCIA?

Una deficiencia de vitamina A en nuestro organismo puede:

  • Producir consecuencias graves en nuestra salud.
  • Especialmente sobre nuestro sistema:
    • Digestivo.
    • Urinario.
    • Respiratorio.
  • Constituye uno de los nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita para:
    • Mantenerse activo.  
    • Mantenerse saludable.

Los beneficios más sorprendentes son:

  • PROTECTORA DE LA VISTA.

Ayuda a prevenir problemas oculares como:

- Cataratas.

- Glaucoma.

- Ceguera.

 

  • MEJORADORA DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO.

Potenciadora de la producción de defensas en nuestro organismo.

Mejoradora de la respuesta de los anticuerpos.

Ayuda a mantener un sistema inmune fuerte,

Ejerce gran ayuda para luchar contra infecciones comunes y enfermedades.

Participa en la construcción y mantenimiento de las membranas que protegen algunos órganos vitales, como:

- Pulmones.

- Estómago.

 

  • LUCHA CONTRA LOS PROBLEMAS DE LA PIEL.

Actua como regeneradora de la piel en heridas y cicatrices. 

Se debe a que permite la rápida producción de células nuevas y aumenta los niveles de colágeno.

Previene el cáncer de piel y los signos de envejecimiento, como:

- Las manchas oscuras.

- Las arrugas.

También es una perfecta aliada para combatir:

- El acné.

- La psoriasis.

- La dermatitis.

Mantiene un aspecto joven y brillante en la piel.

Sin la vitamina A, la piel sufriría falta de:

- Elasticidad.

- Sequedad.

Lo que motiva la aparición de:

- Erupciones.

- Arrugas.

 

  • AYUDA EN EL CRECIMIENTO DE LOS NIÑOS.
Supone un nutriente indispensable durante la infancia.
Influye en el proceso de:
 
- Crecimiento y desarrollo de los huesos desde bien pequeños.
 
Cuando se alcanzada la edad adulta, previene los dolores articulares y diversas enfermedades, como
 
- Artrosis.
- Osteoporosis.
 
  • ANTIOXIDANTE NATURAL.

Sus propiedades antioxidantes son múltiples:

- Ayuda a eliminar las sustancias tóxicas del organismo que pueden causar daños en las células.

- Participa en su reparación y regeneración.

- Destaca por sus propiedades antiinflamatorias.

- Previene la inflamación de las arterias y mejora la circulación de la sangre hasta el corazón.

El déficit de vitamina A, no suelen ser plausibles, hasta después de varios meses.

El déficit puede adoptar diversas formas, por ejemplo, cuando los ojos padecen de un ajuste deficiente frente a la oscuridad (ambliopía crepuscular) o cuando la piel sufre una mayor queratinización en combinación con acné.

En caso de fuertes carencias de esta vitamina, la "A", se pueden dar otros síntomas como por ejemplo:

  • Pérdida de apetito.
  • Trastornos del crecimiento.
  • Daño de los tejidos.
  • Infecciones.
  • Enfermedades  en el tracto respiratorio.
  • Enfermedades diarreicas.
  • Conjuntivitis árida, la cual podría acabar en ceguera.

Si queremos ayudar en el tratamiento en caso de carencia, hay que suministrar si se es adulto entre 25.000 y 150.000 UI de retinol al día. Esto significa 7,5 a 45 mg de equivalente de retinol.

Sí se tiene:

  • Acné.
  • Psoriasis.

La vitamina A se puede suministrar para su tratamientos, independientemente de que haya o no carencia.

¿QUÉ OCURRE SI TENEMOS EXCESO?

También llamada: hipervitaminosis A.

Esto es debido a tener demasiada Vitamina A en el cuerpo.

Existen dos tipos de hipervitaminosis A:

  • Aguda: provocada por un exceso de Vitamina A en un corto periodo de tiempo.
  • Crónica: provocada por la toma en exceso de Vitamina A, pero en un período prolongado o más largo.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Reblandecimiento de los huesos del cráneo (se llama craneotabes en los niños).
  • Osteoporosis.
  • Visión borrosa en los niños.
  • Dolor óseo y entumecimiento.
  • Fontanelas muy grandes en los bebés.
  • Disminución del apetito (anorexia).
  • Mareos.
  • Irritabilidad.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Visión doble.
  • Somnolencia.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza (cefalea).
  • Impotencia en los hombres.
  • Cabello y piel frágiles:
    • Pérdida de cabello.
    • Piel seca.
    • Piel amarillenta.
    • Dermatitis seborreica.
  • Hinchazón del tejido mamario en los hombres (ginecomastia).
  • Aumento del tamaño del hígado y/o del bazo (hepatoesplenomegalia).

Se ha estudiado que tomar demasiada Vitamina A durante el embarazo puede causar un desarrollo anormal en el feto y malformaciones.

Si se notan algunos de estos síntomas, se debería simplemente de suspender el consumo excesivo de Vitamina A.

La mayoría de los casos se recuperan totalmente aunque, en ocasiones, pueden quedar secuelas:

  • Osteoporosis.
  • Retrasos en el desarrollo infantil.
  • Daño hepático.
  • Daño renal.
  • Cáncer de próstata.

Lo mejor para prevenir es llevar una dieta o nutrición equilibrada.